El mundo de Menoïch
Trisla Kaduri

«El rostro de Trisla Kaduri se mantuvo rígido, con la mirada húmeda, pero desafiante; Darkuam había visto esos ojos muchas veces: en el campo de batalla, cuando la muerte te envuelve y el caos te asedia sin compasión».

La leyenda de Menoïch

«La Señora», como así la llaman, es la capitana del Jabalí Berserker; un barco de renombre que surcó y evadió los peligros del mar sin escatimar conflictos con piratas o criaturas de las profundidades. La acompañan dos recios marinos: Bermenel Manad, primer oficial, un Sinak de tez curtida y duro como el acero; y Nahö, segundo oficial, un fornido marinero de tez negra cuya raza es muy diferente a los Zhogs, aunque debe de estar emparentado.

Trisla Kaduri acompañará al grupo en una peligrosa misión de retorno a Kitur repleta de sorpresas y un inesperado desenlace.

Ilustrador: Desconocido Fuente: https://www.pinterest.es/pin/145311525466852289/

Egil Fengud

« …el Nehvie sintió la punzada de Komtok asomando por el pecho: Egil Fengud había herido de gravedad a Soka que cayó sobre el fango inconsciente».

La Leyenda de Menoïch

Egil Fengud es un duro Zhogs de las tierras salvajes de las Kanâ y miembro de las diez casas de las Karkaneas antes de la llegada de una funesta presencia que convirtió su tierra en un infierno de hielo gélido.

Recibe al grupo de héroes en el pueblo de Nordelguin (convertido en ciudad tras las migraciones masivas) con quien fragua una sincera amistad.

Gialär

El Gialär es idioma hablado por los Gialzurgs: Zhogs, Elnar y Zurgs. Es un idioma muy común entre el resto de razas además de tener un parecido muy similar al Menoïac. Debido a la gran expansión de los Gialzurgs por todo Menoïch no es difícil oírlo en los rincones más alejados y desérticos.

Trackur

Su traducción aproximada es «esencia negra del honor Ur». Este lugar, ubicado en Shatodika, fue en las eras de la migración de los Sizna un territorio para los Ur. Se extendieron hasta el Sur, llegando al mar de Hien. Cuando los primeros Zhogs llegaron, encontraron las ruinas de la ciudad y muy pocos supervivientes que narraron que una bestia de pesadilla había destruido todo el lugar. Hay quien piensa que los sacerdotes Ur de Phaiak querían devolver al mundo de Menoïch a la divinidad Guaûak y que algo no salió bien. Después de asentarse sobre las ruinas, utilizando muchas de las piedras para edificar otra ciudad bautizándola como Sarum Sareok, vivieron en relativa paz durante años hasta que el suelo se abrió descargando la muerte por toda la gran urbe. Una gran bestia se alzó, bautizándola con el nombre de Vetha o bestia de muerte, y comenzó la aniquilación de quien osara desafiarle en la matanza de Aïllorat. El horror era tal que nadie podía verle de frente ni mucho menos mantener su vista fija en sus negros ojos. Fueron muchos los pueblos y aldeas que cayeron bajo sus poderosas garras hasta que un grupo de aventureros, entre ellos Pëndes, fueran los encargados de eliminar a la bestia por mandato de un monarca del Norte.

Hecu Thaeok

Traducido como pueblos viejos o pueblos antiguos. Situados a los pies del Gahe-Fe y el Gahe-Cen, los pueblos viejos fueron los primeros asentamientos Zhogs después de las eras migratorias tras la destrucción del árbol de Truak, al menos en Sareok. Contrariamente a lo que se cree, no prosperaron los castillos o fortalezas, ubicándose los primeros habitantes en el bosque de piedra (Gahe-Cen) excavando sus viviendas en la roca. Paralelamente otros Zhogs se asentaron entre los bosques citados y toda la zona Sur del lugar creando muchos asentamientos.

Droül

Esta raza surgió de los Zhogs que sobrevivieron a la Noche de la Vil Oscuridad. Estas criaturas viven en su mayoría en Sareok. Se reúnen en clanes y rara vez unen fuerzas, a excepción de algún reino regido por un carismático líder o cacique. Poseen una hercúlea musculatura en un cuerpo de roja tez fuego y de cuya boca asoman dos largos colmillos inferiores que ascendían hasta llegar casi los ojos; el cabello es negro como la noche, aunque también pueden tenerlo de color castaño o caoba. Su rostro suele estar tatuado con señales o runas en color negro y sus ojos son de color amarillo ámbar que brillan en la oscuridad. por desgracia se sabe poco de esta raza, más abocada a la guerra que al parlamento.

Pëndes

«…estaban ante la presencia del terrateniente de Kitur: alto, algo más de metro ochenta, cuya corpulencia disimulaba con una túnica holgada de colores claros, blancos y azules en su mayoría; a primera vista rondaba los cincuenta años, pero sus ojos azules decían muchos más de los que aparentaba…»

La leyenda de Menoïch

El pasado de Pëndes es un misterio incluso para los más cercanos a él. Su destino quiso poner a prueba su fe tras una épica lucha contra un ser de pesadilla que destruyó la antigua ciudad de Sarum Sareok. Según cuenta la historia, convertida ya en mito, los habitantes asesinados volvieron a la vida gracias a un objeto que la bestia tenía dentro de sus entrañas.

Autora Kira-Mayer: https://www.deviantart.com/kira-mayer

Magnious

«El mago, de raza Zhogs, como Darkuam, rondaba los cincuenta años, tal vez más. Su cabello era cano y largo a contraposición de su piel morena y ojos negros. Una diadema de plata reposaba sobre su frente con una piedra verde brillante en su centro. La túnica era roja con grabados en oro bordados en mangas y hombreras»

La leyenda de Menoïch

Magnious es el líder de la torre de magia de Kitur y archimago de renombre conocido. Aprendió de su maestro, Menskil, a la edad de cinco años. La amistad con Pëndes le hizo reusar muchas ofertas de consejero de reyes y emperadores y quedarse en la ciudad de la luz.

Imagen de Chase Stone: https://www.frogx3.com/2013/01/14/impresionantes-ilustraciones-digitales-por-chase-stone/

Darkuam

«…un joven Zhogs de estatura media, tez morena y de mirada perspicaz que los observaba con cara divertida. Vestía con ropas de viajero: jubón marrón a juego con los pantalones de cuero duro, botas altas y, resaltado en su pecho, un broche con forma de estrella de siete puntas de plata»

La leyenda de Menoïch

Buscador de la guardia Kituriana, fue soldado en tiempos mozos que abandonó dedicándose al estudio y el saber. Logró hacerse un hueco en una sección de detectives que actuaban como espías de Kitur. Posee un pasado de pirata y contrabandista donde conoció a una hermosa joven, actual capitana del barco El Jabalí Berserker.

Autor woong seok: https://www.artstation.com/woongchunha

Drinla

«…la mano de Drinla se posó en su hombro y susurró: 
―Ahora los tres juntos ―para asombro y maravilla de la comitiva, las dos hechiceras se quitaron sus pesados mantos para tener más movimiento e imitaron los gestos del Sinak en un hechizo ejecutado al unísono…»

La leyenda de Menoïch

Hermosa muchacha de raza Zhogs que combina sus conocimientos alquímicos con la magia de la hechicería. Junto con Cinestra compartirán aventura en las peligrosas montañas Kanâ, a la sombra de una enemiga temible.

Autora: Laura Hollingsworth https://lost-cities-keeper.fandom.com/wiki/Laura_Hollingsworth

Liä Bailiss

«… el grito de Liä Bailiss quedó ensordecido por el estruendo. Una gran sombra apareció de entre la espesa niebla con chisporroteantes descargas eléctricas recorriéndole todo su cuerpo, en un grito de dolor desgarrador que le producía ese mal…»

La leyenda de Menoïch

Los penetrantes ojos lilas son capaces de hechizar a cualquiera; sin embargo, los enemigos no tienen tanta suerte sintiendo el frío filo penetrar entre las escápulas de forma limpia y sin dolor.

Liä Bailiss se crio en las islas orientales de Kamohu, donde recibió una formación ejemplar en el arte del subterfugio, la rapidez e inteligencia. Su destino se entrelazó al del grupo de aventureros y hasta entonces siguen unidos en pos de una gesta planeada mucho antes de que naciera.

Ehdros

«Fue entonces cuando Ehdros caminó hasta situarse en medio de la calle: alargó la mano y pronunció unas palabras arcanas que, para sorpresa de los enemigos que asistieron al espectáculo, hicieron cinco copias exactas del hechicero, todas ellas con una sonrisa jocosa en el rostro…»

La leyenda de Menoïch

El hechicero, junto a Vibot el halcón, se unen al grupo en una misión sencilla en las calles de Kitur mas descubrirán que nada es tan sencillo como se cree y la sombra de la muerte puede acechar en cualquier lugar por muy seguro que éste aparente. Las habilidades de Ehdros serán cruciales para el éxito de la misión que pondrá a prueba su ingenio y valor.

Autor: Desconocido Fuente: https://witcher.fandom.com/wiki/Avallac’h

Herger

«Herger había golpeado la delicada cabeza del rechoncho soldado contra el mugriento suelo, pasando el desgraciado de alimentar reos a ser comida de gusanos en camposanto…»

La leyenda de Menoïch

La fortuna quiso imbuir de pericia y fuerza al guerrero de raza Zhogs, si bien el manejo del mandoble no era su única virtud. Forjado en acero y sangre desde muy joven se ganó la vida como aprendiz y combatiente hasta conseguir renombre; no obstante, tal como Tonôk (deidad del azar) otorga o quita, la desdicha llegó en la vida de Herger al caer prisionero en Kram, pero no será el único en intentar escapar. Aquí empieza su andadura por el mundo de Menoïch hasta dar con un lugar donde templar la espada, limpiar la sangre y beber las penas en buena compañía.

Autor: Miura Kentarou License: Creative Commons 4.0 By-Nc

El Bastión de Shadirind

En la Guerra del Odio, Lean-ha atacó y arrasó los asentamientos que encontraba a su paso. Las ciudades Zhogs de Tiriok, Naez, además de la espléndida y única ciudad Gangu de Sho-Gulho, cayeron bajo su aterradora mano. El reino Sinak de Gahe Karn-Cu también cayó bajo su influjo y el de sus perversas hijas.

Todos los supervivientes y los restantes aliados se retiraron a la ciudad Zhogs de Shadirind. Allí se prepararon para combatir. El propio Clauok otorgó las runas de poder a los Arhuatz y enseñó el manejo de la espada a los Sinak. Etruok disciplinó a éstos últimos en el manejo del arco.

Resistieron en el bastión de Shadirind a un cruel asedio hasta empujar al enemigo hacia el Norte, en las montañas Cerliok. El dios Clauok luchó junto con su hijo Etruok en la batalla; Anoïk a punto estuvo de unirse, pero vio que el poder de Etruok era superior al del padre y la balanza de Zhasluon estaba equilibrada. Ïnakare también quiso aliarse, pero se lo prohibió su padre haciéndola responsable y guardiana temporal de las puertas de Zlecuria

En aquel lugar se produjo la destrucción de los Drakgorak y la muerte del dios Clauok que arrojó su espada que se destruyó haciéndose añicos, perdiéndose para siempre. Pero la guerra continuó durante largos años donde no se dio tregua, viniendo luchadores descendientes de la Noche de la Vil Oscuridad para hacer pagar a Lean-ha su traición. Empujaron los Gialz supervivientes hacia el Noreste en las tierras de Tzoh-Uak. Al final fue derrotado Lean-ha y muerta Phaiak, señora de la discordia y el dolor.Desde ese día el bastión de Shadirind fue recordado por la resistencia y ofensiva e impedir que la guerra avanzara al Oeste, hacia Shaiknel y Dunïl, si bien no fueron tierras de paz en unos momentos de gran compulsión.

La ciudad Unificada de Vrialdor

Fue la primera construcción unificada tras el nacimiento de todas las razas. La ciudad se edificó cerca del árbol de Truak y era hermosa y llena de vida; la mezcla de razas que convivían en su interior mezclándose edificaciones de toda índole otorgaba a la ciudad una visión apoteósica salpicada de multitud de colores y formas extrañas difícilmente vistas hoy en día. Altas torres levantaron los Zhogs junto con los Arhuatz y Sinak; fuertes eran los templos que allí residían y grandes las explanadas donde convivían. Una tierra de felicidad corrompida por Lean-ha que con su poder corrompió a los Shasiop haciéndoles creer que el resto de razas iban a eclipsarles y tramar su caída. Así es cómo ocurrió y cómo comenzó la Guerra del odio. Mucho se creó, pero también mucho se perdió en la memoria de los vivos, la desgracia del olvido bañó todo Menoïch. La rica y próspera ciudad cayó bajo cientos de Drakgorak y Gialz locos por el miedo, derribando la torre de Vrialdor y destruyendo sin querer la piedra de Znaoïk, que desencadenó la destrucción del árbol madre de Truak.

Vrialdor
La torre de Circuïruohm

Fue edificada en la Guerra del Odio por Sinak, Zhogs, Elnar y Arhuatz. Fue uno de los últimos Bastiones en el territorio de Zailegaht en el Reino Sinak de Karn-Cu. Varios centenares de enemigos (se calculan más de diez mil) entre Ur, Sagil, Shadra y Droül atacaron la torre de Circuïruohm con el propósito de conseguir un objeto custodiado en la torre más alta.

La construcción se elevaba sobre un acantilado de más de doscientos metros de profundidad, y como acceso una sola entrada; lo que la hizo prácticamente inexpugnable. Siete torres se elevaban sobre sus muros, pero la más alta y principal alcanzaba los cien metros. El custodio de la torre era un poderoso hechicero Sinak de una orden olvidada, se llamaba Odlilan Voêlexïne. 

La torre fue defendida con uñas y dientes. En el momento del ataque se calcula que había unos mil Sinak en el interior de las murallas que, según cuentan las leyendas, gastaron todos sus proyectiles y continuaron disparando con las flechas y saetas enemigas que les lanzaban. Un escuadrón de Darzle, capitaneados por un poderoso líder, Zhauk, lucharon con valor, aunque no sobrevivió ninguno. Los Zhogs y Elnar que quedaron atrapados en la batalla eran viajeros o comerciantes que se organizaron para la lucha por la supervivencia. Hicieron acopio de valor y recibiendo órdenes de dos líderes elegidos, Ferune y Ahc-Ul, que defendieron el sitio hasta caer junto al resto. Por último, destacar a los 102 Arhuatz, entre ellos Centok Edil, hijo del rey Uân Ginê. Luchó codo con codo hasta que todos perecieron. Como último recurso, Odlilan Voêlexïne hizo volar por los aires las siete torres destruyendo a los pocos enemigos que aún quedaban en pie, perdiéndose el objeto que custodiaba más centenares de reliquias que según cuentan siguen perdidas en las oscuras simas. Otros afirman que hubo una lucha entre hechiceros y eso fue lo que hizo colapsar las torres.

Desde entonces nadie ha pisado esas tierras a excepción del día del año que conmemora la desafortunada contienda donde muchas de las razas, tanto atacantes como defensores, se reúnen en silencio tras una larga peregrinación para honrar a sus caídos.

Neh-Gu

De entre todas las nuevas razas son las más raras y sorprendentes que pueden existir. El hecho de que haya una unión es más que improbable, ya que los Zhogs evitan viajar a zonas de Gangu Hil; no es la primera vez que son hechizados y hechos prisioneros, por otro lado, es más raro todavía que una Gangu Tul se fije en un Zhogs. Aun así, hay casos de mestizaje entre ambos dando una mezcla especial. Poseen los atributos y cánones de belleza de las descendientes de las Gangu Tul o los Gangu Hil y las habilidades de los Zhogs. Hay una pequeña posibilidad que mantengan las habilidades especiales de los Gangu Tul o Gangu Hil.

Neh-Ur

Los Ur no son hijos directos del árbol madre Truak. Descienden de los Sizna también llamados hijos del equilibrio o hijos de Znaoïk, de las que veremos más adelante. No es común el enlace entre Zhogs y Ur, pero hay excepciones. A diferencia que los Neh-Sinak, los Neh-Ur recogen la herencia de las dos razas, no siendo tan fuertes como los Ur ni tan habilidosos como los Zhogs, pero su aspecto físico dependerá de la fortaleza de una u otra raza. Podemos encontrar a Neh-Ur que parecen calcos de la raza Ur, fuertes y recios, pero con habilidades de literatura y arte muy afines a los Zhogs; así mismo podemos encontrar un aspecto más afín a un Zhogs, más esbeltos y pálidos, pero con un espíritu y fuerza combativos a la par que los Ur. No obstante, el color de su piel verdosa es una constante entre los Neh-Ur.Son muy solitarios ya que no son bien recibidos por las comunidades Ur, muy recelosas de sus tradiciones, encajando más en civilizaciones Zhogs.

Neh-Sinak

Son el fruto del enlace entre un Zhogs con un Sinak. En cualquiera de los casos el mestizaje ha dado idéntico resultado sin importar de quien era madre o padre, poseyendo la destreza típica de los Sinak o las habilidades Zhogs. Es tremendamente extraño que un Neh-Sinak posea las dos facultades típicas de su raza madre a la vez, aunque hay excepciones.El aspecto físico también varía, adaptando su fisionomía a una de las ramas: o bien aspecto Zhogs o Sinak.

Los Nehar

También llamados los Nën o «fusión de mundos». En ocasiones el amor puede romper fronteras y derribar mitos o tradiciones. En este caso los Nehar son una clara muestra de que dos razas pueden formar un mestizaje único. Aunque puede resultar poético, los Nehar sólo se han podido cruzar por la unión de Zhogs con cuatro tipos de razas.

Trodil

Estas criaturas nacieron con la movilidad de las criaturas marinas y un enigmático parecido a los Zhogs, si bien la piel micro escamosa y brillante y la ausencia de extremidades inferiores le asemejan más a cualquier criatura marina que a los caminantes bípedos; no exentos de cierta belleza. Son hábiles y mortíferos en el elemento agua. Sus ataques y hechizos son temidos entre aventureros y marinos, pero fuera del agua pierden todo su poder. Viven en ciudades en ruinas, inundadas u olvidadas por el resto de habitantes de la superficie. Crean sus clanes en cavernas subterráneas muy alejados de las intrigas de los reinos de la superficie. No necesitan respirar aire en el exterior, aunque también pueden sobrevivir fuera del agua utilizando sus branquias alojadas a ambos lados del cuello. 

Aspecto:
Su parte superior es igual que las razas Gialzurgs (más cercanos a los Zhogs, aunque hay excepciones de tribus con descendencia y/o aspecto Zurgs), pero su parte inferior es de forma de pez o reptil, con una larga cola que utilizan para nadar a velocidades increíbles. Tanto las hembras como los machos de Trodil poseen la misma estatura y peso, que puede variar entre los dos metros de largo hasta los tres o cuatro metros (desde la cabeza a la cola) y un peso entre los setenta a ciento cincuenta kilos. Sus extremidades superiores son fuertes, con dedos unidos a membranas y terminadas en garras afiladas. Su vida y costumbres son un secreto, aunque se cree que forman estamentos matriarcales; entre ellos surge una reina, que los gobierna a todos, indiferentemente de las tribus. Ésta posee el doble del tamaño y fuerza que cualquiera de su raza además de superar a todos en astucia y carisma, amén de dotes diplomáticas, sabiduría e inteligencia. Las únicas referencias a estos seres y su cultura están en la biblioteca de Kitur, rescatados de la antigua urbe de Altarka.

Neh-Ve o Elnar

Si hay una raza que engloba a muchas especies sin duda es la raza de los Neh-Ve o Elnar. Tienen dos palabras para describirlos, las dos aceptadas: Neh-Ve o «medio animales» y Elnar que significa «creación completa». El origen de estas palabras es simple: no se sabe lo que son, si la mitad de un animal y un híbrido de un Gialzurgs (sobre todo Zhogs), o bien una especie de la que se habla era la auténtica y elegida por el árbol de Truak: la raza original que el gran árbol se nutrió del sueño de Menoïch. Son criaturas inteligentes con sociedades bien estructuradas en el contexto de amor a sus tradiciones ancestrales vistas de manera barbárica por otras razas; no obstante, son buscados por sus artesanías: peletería, herboristería y especies.  

Ilustrador: jarold Sng Fuente https://www.artstation.com/jaroldsng

Aspecto:

Hay múltiples subespecies que descienden de la misma rama de Gialzurgs. Se cree que una parte de la madera se astilló clavándose en el fango, dando múltiples formas a las criaturas sacadas de un sueño. La única particularidad que les une es que poseen dos extremidades inferiores al igual que los Zhogs, pero, dependiendo de la especie, cambia de forma pudiéndose adaptar al terreno como cuadrúpedos. Pueden encontrase: Nehvo (felinos), Nehvô (Leones), Nehvie (canino) Nehvi (lobo), Nehraê (bóvidos). Poseen armas naturales como garras, colmillos y pelaje inherentes a su especie. Destacan en ciertos atributos, pero mayoritariamente son fuertes y ágiles. En ocasiones se han catalogado injustamente como licántropos, si bien éstas últimas son efecto de alguna maldición.

Ilustrador: Edwardch93 Fuente https://www.deviantart.com/edwardch93/gallery

Raza Gialzurgs

De la savia que emanó del árbol de Truak (en especial de la zona GanguTul) se creó un pequeño estanque donde estaba la rama Gialzurgs. Pero no se detuvo ahí, continuó hasta perforar la tierra y llegar al mar, por donde la savia se filtró hasta las aguas. La gran extensión de este lago era tan grande como la copa oriental del árbol. Las criaturas que en él vivían estuvieron siempre bajo su espeso follaje, creando comunidades ya muy distintas entre las razas que se alzaron a su pie. De ellos surgieron las razas de los hijos del fango: Zhogs, Neh-Ve o Elnar, Zurgs y Nodzurgs.

Ghurkis

Los Arhuatôd fueron bautizados por los Zhogs con este curioso apodo tras la batalla de Tzum Leil en las montañas Karc-Uok. La lucha se trasladó a la oscuridad de las cavernas donde los Shagtz, gigantes que vivían bajo tierra, pretendían quedarse con todo el reino de los Arhuail entre los que destacaban los Arhuatz, Arhuanim y los nombrados Arhuatôd. Éstos últimos, aunque carecían de medios para la guerra, lo compensaban con el ingenio, desviando caudales de los ríos subterráneos hasta que consiguieron llevar a una zona concreta al ejército enemigo. En el techo tenían representado el reino Arhuatz, construido a varios kilómetros sobre el techo. Haciendo gala de su maestría habían copiado lo que es arriba abajo, labor que les había llevado decenas de años, creando una representación que dejó sin habla a los Shagtz que vieron un espectáculo sobrecogedor representado a la perfección con brillantes cristales incrustados en su cúpula que relucía como un gran diamante. A una orden, el líder de los Arhuatôd, un anciano llamado Exliha-Ohn, dio la orden de demoler los pilares maestros precipitando toda la carga sobre el enemigo. Al estruendo llegaron los Arhuatz y Arhuanim junto a los Zhogs que oyeron los vítores elevarse sobre la caverna: Nard Aed Grukis. Los Zhogs escucharon en el eco que se repetía la palabra «Grukis», que significa: templo del conocimiento; en verdad toda la frase simboliza: «¡A prisa, reuniros en el templo del conocimiento!». Los Zhogs interpretaron la palabra Ghurkis, dejándola de esta manera, sin saber bien lo que significaba, pero interpretándola como un grito de guerra o juramento sagrado. A los mismos Arhuatôd no les pareció un insulto o problema, ya que para ellos la intención significaba más que la propia definición.

Desde ese día fueron reconocidos por ese singular nombre, recordado por los supervivientes de la contienda que llevaron la hazaña de boca a boca de juglares y bardos hasta que al fin fue adoptado como un término común para referirse a esta raza.

Aspecto:
Los Arhuatôd, miden aproximadamente entre metro diez y metro treinta; sus cabellos varían de color además de adornarlos con todo tipo de objetos. Su piel es muy dura y resistente de color rojiza, aunque hay excepciones. Sus ojos son pequeños pero llenos de colores vivos entre el verde, azul, ámbar y naranja. Su lenguaje es muy difícil de dominar, ya que tienen tal cantidad de cosas por decir que sueltan lo primero que se les ocurre, aunque no venga a cuento. Puede volver loco a cualquiera y se dice que muchos carceleros los han dejado marchar por inaguantables.

Gangu Nehar (Neh-Gu)

Gangu Nehar o Neh-Gu:
De todas las razas que se pueden unir con los Zhogs, los Gangu Hil y Gangu Tul se sienten atraídos con ciertos aspectos, entre ellos: la belleza, la sabiduría (más importante para ellos que la belleza ya que asienta la base de la razón) y, por último, y más significativo: el carisma, ya que de él nace el carácter.