El mundo de Menoïch
Baeok For-Urh

«Lo sabréis en su momento, pero no ahora: el bosque se ha vuelto más peligroso de lo que podríais imaginar ―el Sinak envainó la espada y prosiguió―. Manteneos cerca de nosotros, si os decimos corred, corred; si os decimos que desmontéis hacerlo, puede que otros no os den oportunidad de hablar».

La leyenda de Menoïch

Apodado el guerrero de oriente, miembro de la leal hermandad de Sangre o Ud Grûlh Ul y señor de Muënba Shagi. La historia de Baeok For-Urh es cantada por trovadores y bardos en todo el continente de Shatodika. La leyenda narra cómo llegó, junto a un grupo de aventureros, a tierras extrañas no descritas en todo Menoïch. La tierra era yerma y desprovista de verdor; la noche se adelantaba al día como un solsticio de invierno perpetuo, donde la muerte se extendía entre la niebla poblada de viles criaturas devoradoras de carne. Otros afirman que no son más que fantasías e invenciones; no obstante, hay quien cree que es posible que este lugar exista: en el mundo Le o plano de la oscuridad, de donde se creó la llama Narnaetok.

Pocos fueron los que regresaron de esa pesadilla, y los que volvieron nunca fueron los mismos.

Beika

Traducido como «pez verde». Es un pueblo pesquero situado al Oeste de Shatodika. El nombre se lo pusieron por una leyenda de un hombre pez de color verde que salía del agua e instruía a los primeros pobladores cómo debían pescar. Hay mucha controversia por este hecho, pero tampoco se ha negado y los pescadores de Beika están muy orgullosos de su legado.

Trackur

Su traducción aproximada es «esencia negra del honor Ur». Este lugar, ubicado en Shatodika, fue en las eras de la migración de los Sizna un territorio para los Ur. Se extendieron hasta el Sur, llegando al mar de Hien. Cuando los primeros Zhogs llegaron, encontraron las ruinas de la ciudad y muy pocos supervivientes que narraron que una bestia de pesadilla había destruido todo el lugar. Hay quien piensa que los sacerdotes Ur de Phaiak querían devolver al mundo de Menoïch a la divinidad Guaûak y que algo no salió bien. Después de asentarse sobre las ruinas, utilizando muchas de las piedras para edificar otra ciudad bautizándola como Sarum Sareok, vivieron en relativa paz durante años hasta que el suelo se abrió descargando la muerte por toda la gran urbe. Una gran bestia se alzó, bautizándola con el nombre de Vetha o bestia de muerte, y comenzó la aniquilación de quien osara desafiarle en la matanza de Aïllorat. El horror era tal que nadie podía verle de frente ni mucho menos mantener su vista fija en sus negros ojos. Fueron muchos los pueblos y aldeas que cayeron bajo sus poderosas garras hasta que un grupo de aventureros, entre ellos Pëndes, fueran los encargados de eliminar a la bestia por mandato de un monarca del Norte.

Jin Kegnok

Esta cueva está ubicada en Shatodika, cerca de Daue y Dargovia, aunque su ubicación real es desconocida. La zona está llena de grietas, barrancos y desfiladeros garantizando el anonimato de la entrada, sólo conocida por los adeptos o iniciados en la secta de Egnok (Trekoh Egnok). Se construyó para un oscuro propósito que guardaba en su oscuro interior. En ese lugar el grupo de aventureros hallan a Haindall Lihatz, cuyo descubrimiento es tan misterioso como la construcción en sí.

Fuente Ilustración: https://schmax.cgsociety.org/h8uq/the-call