Razas Arhuail

Muchos estudiosos discuten si la rama Arhuail es en verdad una raíz. En verdad, según los escritos del Errante, es una rama que, por alguna extraña razón, ha crecido muy abajo al igual que la rama de los Gialzurgs, que veremos más adelante. Hay quien afirma que el árbol era mucho más profundo que alto y que muchas otras razas fueron creadas en las entrañas de la tierra. Aunque no se ha podido probar de forma sistemática, si bien es verdad que se han encontrado seres extraños en las profundidades de grutas y cuevas. La rama de Arhuail se introdujo dentro de una gran cavidad y sólo una de sus ramificaciones se elevó por encima de la tierra y piedra perforándola como queriendo eludir la oscuridad. Al igual que los Sinak, los Arhuail poseen la Ëgul: una marca que les recuerda la forma de su rama madre, tatuada en la piel que nace en la clavícula descendiendo con sus ramificaciones hasta muñeca o dorso de la mano. Su color es color azul lapislázuli ligeramente brillante en la más absoluta oscuridad.

De la rama Arhuail nacieron: los Arhuanim, Arhuatz y Arhuatôd, éstos últimos más comúnmente conocidos como Ghurkis, apodo dado por los Zhogs tras la batalla de Tzum Leil o cavernas de la profunda oscuridad.