El mundo de Menoïch
Gihië

No se conoce mucho de esta raza ya que rara vez se dejan ver. Los marineros les dan el apodo de Ecgôk o «buen guía», ya que hay testigos que narran como uno o varios Gihië han guiado a barcos perdidos en una tempestad a tierra firme o a buenas rutas donde esquivar a piratas y bandidos. 

Aspecto:

Al contrario que la raza Trodil, los Gihië tienen anatomía muy diferente, con una piel lisa y carente de escamas. Sus rasgos faciales son únicos, dando un aspecto nada afín a otras especies, tanto terrestres o marinos. Su nariz es larga, ancha en su inicio y más fina al final (unos veinte centímetros) que introducen en una cavidad o agujero entre el pecho y la garganta donde conecta los pulmones haciéndolos estancos. Necesitan respirar aire pudiendo almacenarlo durante más de doce horas sin necesidad de subir a la superficie. Cuando suben, se colocan boca arriba para respirar, acción que no supera los dos segundos, llenando sus poderosos pulmones que se dilatan hasta ocupar su máxima capacidad. Sus ojos son grandes y negros, carentes de pestañas o cejas, con varias membranas que los protegen del agua y del sol; debajo del agua su vista se adapta a la oscuridad con gran facilidad, sin necesitar de luz artificial. Poseen cuatro extremidades superiores que utilizan para manejar armas o herramientas, muy parecidas a los brazos Gialzurgs, aunque sus dedos poseen membranas que les ayudan a nadar al igual que sus dos extremidades inferiores que unen por una membrana gelatinosa que les permite bucear a simas abisales.

Trodil

Estas criaturas nacieron con la movilidad de las criaturas marinas y un enigmático parecido a los Zhogs, si bien la piel micro escamosa y brillante y la ausencia de extremidades inferiores le asemejan más a cualquier criatura marina que a los caminantes bípedos; no exentos de cierta belleza. Son hábiles y mortíferos en el elemento agua. Sus ataques y hechizos son temidos entre aventureros y marinos, pero fuera del agua pierden todo su poder. Viven en ciudades en ruinas, inundadas u olvidadas por el resto de habitantes de la superficie. Crean sus clanes en cavernas subterráneas muy alejados de las intrigas de los reinos de la superficie. No necesitan respirar aire en el exterior, aunque también pueden sobrevivir fuera del agua utilizando sus branquias alojadas a ambos lados del cuello. 

Aspecto:
Su parte superior es igual que las razas Gialzurgs (más cercanos a los Zhogs, aunque hay excepciones de tribus con descendencia y/o aspecto Zurgs), pero su parte inferior es de forma de pez o reptil, con una larga cola que utilizan para nadar a velocidades increíbles. Tanto las hembras como los machos de Trodil poseen la misma estatura y peso, que puede variar entre los dos metros de largo hasta los tres o cuatro metros (desde la cabeza a la cola) y un peso entre los setenta a ciento cincuenta kilos. Sus extremidades superiores son fuertes, con dedos unidos a membranas y terminadas en garras afiladas. Su vida y costumbres son un secreto, aunque se cree que forman estamentos matriarcales; entre ellos surge una reina, que los gobierna a todos, indiferentemente de las tribus. Ésta posee el doble del tamaño y fuerza que cualquiera de su raza además de superar a todos en astucia y carisma, amén de dotes diplomáticas, sabiduría e inteligencia. Las únicas referencias a estos seres y su cultura están en la biblioteca de Kitur, rescatados de la antigua urbe de Altarka.

Nodzurgs

Se cree que las ramas del árbol de Truak eran tan profundas que llegaban a grutas abisales donde las corrientes de agua subterránea recorrían kilómetros bajo tierra hasta llegar al mar. La rama de Gialzurgs era profunda, tanto como su hermana Arhuail mas se encontró con una salida al mar donde la savia de los Gangu Tul y el fango de los Gialzurgs se filtró llegando al agua y creando a los Nodzurgs. Se cuenta que nacieron criaturas maravillosas y colosales que fueron evolucionando hasta las criaturas hoy conocidas. Pero hay que diferenciar entre dos grupos: los nativos del agua y los Nodzurgs, de los cuales nacieron losTrodil y las Gihië.