Bru Shatha

Las leyendas y canciones narran que únicamente se las puede ver de noche. Si eres uno de los pocos que han podido observarlas y sobrevivir a su encuentro se puede decir que eres más que afortunado. 

Aspecto:

«Cuerpo de serpiente y cuatro alas de murciélago; tan negra y etérea como la noche». Así es el aspecto que se le atribuye a las Bru Shatha. Su piel escamosa refleja la oscuridad haciéndolas invisibles en la noche. La luz de las lunas delata su posición unos segundos antes de mimetizar su contorno y luz. Miden unos cinco metros de largo por cuatro de envergadura. Su cabeza es la de una gran serpiente con grandes fauces que eyaculan veneno. Se cree que son inteligentes y rara vez se ven en grupos, convirtiéndola en una criatura solitaria. Dicen que tienen la habilidad de adoptar forma humanoide de día camuflándose con el resto de seres de Menoïch.

Autor: Paula Vizcaíno Fuente https://www.artstation.com/paudva